fbpx
Blog

Decotar o ser decotado

Por octubre 21, 2019 No hay comentarios

Acabas de comprar una caguama porque hoy encadenaste tu primer 12a, un grado que llevabas tiempo queriendo alcanzar, cuando llega un compañero de tu gimnasio; lo saludas y le cuentas de tu hazaña a lo que responde “¿12a? A mi se me hizo 11c” y de pronto tu esfuerzo parece valer nada. También me ha pasado que me decotan una ruta y he decotado, recuerdo perfectamente un día en el que acababa de encadenar una ruta que se me hizo muy dura y me dijeron que era 12d, y apenas me acababa de bajar cuando un amigo se me acercó y me dijo “está bueno ese 12b ¿verdad?”, me hizo sentir un poco mal, pensaba ¿cómo pude sentir tan dura una ruta que a él no le costó? Pero ¿por qué tomárselo tan personal? Y a todo esto, ¿por qué darle tanta importancia a los grados?

Aunque muchos sabemos que los grados no nos definen y entendemos que son subjetivos, para otros puede que aún no, para mí durante mi primer año como escaladora era un tema que me dejaba muy confundida, por eso decidí investigar y escribir un poco al respecto.

¿Por qué graduar?

Primero que nada comencemos con un poco de historia para entender de dónde vienen las graduaciones. A finales del siglo XIX y a principios del siglo XX los pioneros de la montaña se vieron en la necesidad de indicar qué tan difícil había sido un ascenso al registrarlo, montañistas como Fritz Benesch (Austria) y Willo Welzenbach (Alemania) hicieron sus propias escalas de graduación, sin embargo la escala de Weizenbach fue adoptada por montañistas franceses en los Alpes alrededor de 1935, y posteriormente la adoptó la UIAA (Union Internationale des Associations d’Alpinisme).

A la par, en el nuevo continente, el Sistema Decimal de Yosemite, YDS por sus siglas en inglés, desarrollado por el Sierra Club, un grupo de montañistas estadounidenses, quienes determinaron 5 clases de dificultad (Ver Tabla 1) donde la clase 5 sería lo que hoy conocemos como escalada deportiva. La idea original era dividir cada clase en decimales y por mucho tiempo la ruta más difícil de Clase 5 era un 5.9, y en cualquier momento que alguien escalaba algo más duro se le añadía un “+” y pasaba a ser un 5.9+.

Clase 1Caminata sencilla por una vereda.
Clase 2Caminata por superficies empinadas, el uso ocasional de manos puede ser de ayuda.
Clase 3Trepada por superficies empinadas con exposición, requieres apoyarte con manos ocasionalmente pero el descenso puede realizarse como caminata.
Clase 4Trepada por superficies empinadas o escalada sencilla con exposición, el descenso es desescalando, pero generalmente no necesitas cuerda.
Clase 5Escalada técnica donde se necesita el uso de cuerda.

Tabla 1: Clases del Sistema Decimal de Yosemite

Con el tiempo los escaladores se volvieron más fuertes y mejoraron su equipo, con mejores zapatos y equipo en el que puedes confiar más fácilmente una caída, se empezaron a realizar ascensos mucho más complejos, por lo que se optó por renunciar al sistema decimal y simplemente añadir más allá del 5.9, por lo que se abrieron los grados 5.10, 5.11, etc. Al mismo tiempo se dieron cuenta que a partir del 5.10 los grados se podían dividir en letras (a, b, c y d) donde un 5.10a fuera más sencillo que un 5.10c, y un 5.11d fuera más difícil que un 5.11b. Sin embargo hoy en día muchas personas que utilizan este sistema optan por graduar con un 5.10+ o incluso 5.10b/c. 

Al final quedan unos grados comparables internacionalmente que están abiertos y a los cuales se les puede agregar nuevos números en tanto se realicen ascensos más difíciles, esto último pasó en Septiembre del 2017 cuando Adam Ondra hizo el primer ascenso de “Silence” una ruta propuesta como 5.15d (un nuevo grado). En México utilizamos el YDS por la influencia que tuvieron los estadounidenses al desarrollar zonas locales como El Potrero Chico.

Así en diferentes partes del mundo se desarrollaron distintos sistemas de graduaciones para rutas deportivas, como el sistema francés, el alemán, el australiano o el brasileño. Además, para otras modalidades se abrieron nuevas formas de graduar como el bloque (bouldering), gran pared, escalada mixta, entre muchas otras. Gracias a estar graduaciones podemos comparar las rutas de todo el mundo y podemos irnos a escalar a España o Australia con la confianza de que no nos quedaremos embarcados en una ruta muy difícil porque sabremos qué grado estamos escalando. (Recomiendo la aplicación Climb Away para conversión de grados y TheCrag.com para encontrar rutas y zonas en otros países)

Subjetividad

Los sistemas de graduación de rutas han ayudado a que la escalada deportiva esté al alcance de más personas, conforme la escala se vuelve un deporte más popular y común, más personas entienden y adoptan un sistema de graduación, y esto es bueno, pues promueve el desarrollo del deporte. Aún así todos los sistemas de graduación siguen siendo subjetivos, es decir cada quién determina qué tan difícil se le hizo una ruta por cuánto le costó a sí mismo escalarla.

La subjetividad de las rutas complica todo el sistema, más aún cuando conforme más descubrimos la escalada nos damos cuenta que no sólo es cuestión de fuerza, sino de técnica y mente, y que dependiendo de la escalada otros atributos pueden ser de gran utilidad para escalar una ruta, como la flexibilidad o acomodarse en un lugar de alguna manera extraña para lograr descansar a mitad de la ruta. Además en tanto más personas diversas se unen a este deporte más variedad habrá en la manera de escalar una ruta, por ejemplo una persona de 2 metros de altura seguramente tendrá una manera distinta de escalar a una persona de 1.54 metros, y puede que a una de ellas dos se le haga más fácil o más difícil el mismo ascenso.

Sin embargo las graduaciones son un consenso de diferentes opiniones, y entre más personas opinan mejor. Existen páginas como TheCrag o 8a donde puedes registrar tus ascensos y opinar acerca del grado que le das a la ruta, ahí es fácil darse cuenta cuál es el grado predominante de una ruta.

Ego

Con el poder de la opinión comunitaria para graduar rutas llega el arte de decotar. Decotar es proponer un grado menor a una ruta, si escalo una ruta que en la guía dice 5.10d puedo opinar que la ruta se me hizo un 5.10b, esto es decotar. 

Referencias

Kuelthau, W. (NA) Climbing Grades: The Complete Guide. Recuperado de: https://www.99boulders.com/climbing-grades

Escrito por
Luisa Rios

Luisa apretando en «La puchita más apretadita» 5.12a Ixcatán, Jalisco.

Dejar una respuesta