fbpx
Blog

De Sueños y Aventuras

Por octubre 9, 2019 octubre 15th, 2019 One Comment

Escrito por Andrea Uribe.

Algunos lo consideran locura, creo que yo le llamaría vida. Sí, es
cierto, la escalada me da vida, y es que desde el momento en el
que sueño con escalar una pared mi mente empieza a dar
vueltas y ocurre algo dentro de mi que me eriza la piel y me
acelera el corazón. No sé cómo nombrarlo, creo que le pondría
“El hechizo de la roca”, una vez que me toca es muy difícil
escapar de él.

Vista en Tres Cimas de Lavaredo
Foto: Andrea Uribe

Ahora solo queda intentarlo, y es aquí donde lleno mi mochila de
fierros y parto a lo desconocido. Tal vez tarde en llegar y más si el
camino es largo o el lugar escondido, pero el viaje siempre lo
disfruto mucho más.

Acercamiento al Grand Capucin
Foto : Andrea Uribe

Recuerdo aquellas caminatas largas con mis amigos Cristy,
Santi, Emilio Valdez y Emilio Venegas, con quienes estuve
viajando y aprendiendo por muchos días .
Cada uno llevaba una
mochila de aproximadamente 18 kg, era pesado caminar, pero el
momento en el que llegábamos a nuestro destino nos olvidábamos de ella y quedábamos asombrados con los paisajes
que nos rodeaban.


Santiago Montes en Grand Capucin
Foto: Andrea Uribe

Arnés, gatas, cuerda, fierros, comida, agua y pa ́ arriba. Así de
simple. Ahora empieza la sinfonía y yo a danzar sobre mares de
roca. Me pierdo en el maravilloso mundo de la montaña y
empiezo a disfrutar su belleza inexplicable. A veces me siento tan
pequeña y frágil ante la gran naturaleza, otras comienzo a sentir
una desconexión con el mundo que me rodea pero una conexión
profunda con mi ser.

Cristina Díaz en Tres Cimas de Lavaredo
Foto : Andrea Uribe

Me doy cuenta que la vida me regala personas extraordinarias y
mis amigos se convierten en mis hermanos.

Valoro la comida y el agua, encuentro mis miedos y mis valores se fortalecen.

Emilio Valdez y Santiago Montes en Marmolada Sur, Dolomitas
Foto: Andrea Uribe

Y por último, regreso a mi hogar, con aquellos a los que más
amo, mi familia.

Mi familia
Foto: Jorge Uribe

Ahora, solo trato de vivir el presente pero los sueños siguen ahí,
invadiendo mi mente, sin embargo, hoy estoy segura que no hay
fronteras más que mentales, así que cada que sueño
apasionadamente con algo, hago lo posible por hacerlo realidad.


Andrea Uribe Morán

Mexicana estudiante de Ingeniería en
alimentos. Amante de la aventura,
escalada, escritura y
fotografía.

One Comment

Dejar una respuesta